Volver a Madrid: a recuperar la ciudad

Una crítica constructiva a Madrid ciudad y región.

Posts Tagged ‘Niños

Participación

leave a comment »

No sé muy bien por qué, yo he sido siempre, o casi siempre de la filosofía de trabajo de grupo, o de lucha colectiva. Y en este 2016 con esta traca de eventos aparentemente inesperados (Rajoy, Brexit, Trump), vuelvo a pensar que es lo único que nos queda. Y lo pienso como madre, como ciudadana, como investigadora.

El martes en Madrid fui al encuentro participativo con la alcaldesa, Manuela Carmena, el concejal de distrito, Nacho Murgui y su asesor, Gorka… no sé qué, y muchos vecinos de todo el distrito. Había tenido un día denso y no había conseguido sentarme a ordenar lo que quería decir, y tenía muchas cosas en mente: educación, cultura, deporte, ocio, participación, urbanismo, vivienda…

Me acerqué con Sara a la primera fila y fui la primera en hablar. Y no cerré con una pregunta, porque no tenía una, tenía un listado. Así que puse mis experiencias, mis vivencias, lo observado, a su disposición. Y la de al lado y otros me decían ¿y la pregunta?…

Pues aquí va una idea sobre usar los espacios ya existentes para educar, culturizarnos, hacer ejercicio, socializar y… participar.

Para fomentar la participación, además de educar o concienciar en que tenemos “poder” como ciudadanos, necesitamos espacios donde participar y asociaciones vecinales o culturales.

En el distrito de Retiro, no hemos tenido hasta la reciente apertura de la biblioteca en la casa de fieras, una biblioteca municipal. No hay por tanto cultura de bibliotecas en este distrito, salvo quizás por aquellos que usan más la biblioteca de la comunidad en la calle Dr Esquerdo. Necesitamos ese tipo de espacios, y dado que el distrito está bastante “consolidado”, que tiene un buen urbanismo, mejorable, lo que resulta escaso para tal población es los recursos culturales, deportivos y educativos o formativos, tales como la nueva biblioteca. En París, por poner un ejemplo, cada barrio aproximadamente, tiene un “centro de animación” y una biblioteca, además de espacios para las asociaciones (casas de asociaciones). Algunos colegios están abiertos por las tardes, de 18:30 a 20:30 aproximadamente, para clases municipales para adultos, desde francés para extranjeros hasta yoga, pintura, etcétera (el catálogo de actividades está disponible en cma.paris.fr). Hay multitud de conservatorios y allí donde no hay, hay asociaciones para la enseñanza musical. El precio del material musical y sus reparaciones es considerablemente más bajo dado el volumen y el aprecio que hay, construido tras muchos años de educación musical. Si estos espacios no podemos conseguirlos porque ya no hay solares, podemos usar aquellos espacios disponibles, como los colegios, públicos, concertados y privados, los centros de mayores o la escuela de música, abierta solo por las tardes, para proveer estos recursos educativos, culturales y deportivos.
Dado el encarecimiento de la cultura, el teatro, el cine y posiblemente también las exposiciones, ven su público reducido a ciertos niveles económicos. Además, los circuitos culturales, sobre todo música, teatro y cine, están sometidos a una economía de mercado y rentabilidad. Para ver cine de calidad en familia, la filmoteca Doré, tiene una gran selección de películas y un programa semanal de cine en familia. ¿No podríamos compartir esos recursos? En la nave Daoiz y Velarde se va a proyectar cine, pero una “excursión” familiar al cine, salvo en la filmoteca, puede resultar inaccesible a muchas familias. ¿Podemos conseguir un escenario por barrio, donde proyectar cine para todos, escuchar música clásica o moderna así como ver producciones teatrales?

Anuncios

Written by volveramadrid

18 noviembre 2016 at 3:50 am

Padres e hijos enfermos

with 2 comments

Espero no tener que recurrir al servicio de urgencias con mi pequeña hija, dadas las historias que nos llegan por padres, madres y los medios de información. Hoy he estado con K, madre de una niña de unos dos años que el fin de semana cogió una infección. Mientras que en su país natal K hubiera estado con su hija todo el rato, agarrándole la mano para darle cariño y para que le resultase menos traumático, K se dio de bruces con la sanidad madrileña.

Su pareja, de habla española, intentó hacer razonar a los profesionales de las necesidades humanas de sus hijas, hasta que unos enfermeros les dijeron que se negaban a llevar a cabo las pruebas estando los padres presentes. ¿Es esto legal?

Al final, dada la gravedad de la infección, accedieron a que su hija fuera sola a las pruebas. Ciertos médicos les hicieron la espera más agradable, y ciertos enfermeros más incómoda.

K está ahora pensando en poner una queja, aunque en aquel momento no apuntó los nombres de los profesionales que la atendieron. Y es posible que dado que el hospital de urgencias no está tan cerca de su casa, al final puede que no la presente.

¿Dónde queda el trato humano en la sanidad española y madrileña en particular? A veces, parece que los profesionales se cuelgan su bata y nos tratan como ganado, como personas incultas y sin estudios ni conocimientos. Pero aquellos de nosotros que hemos experimentado otros sistemas sanitarios públicos, nos sorprende esta rudeza, esta intolerancia e intransigencia, que no sólo hace la visita al hospital más desagradable, sino que a veces nos deja con secuelas.

¿Cuál es la ruta óptima hacia una sanidad más humanizada? ¿Llevarles a juicio por secuelas, o un debate público que refleje nuestras necesidades primarias, la necesidad de ser considerados en nuestro contexto y no en manada?

Written by volveramadrid

17 abril 2008 at 6:45 pm

Publicado en sanidad

Tagged with , ,